Sala de Prensa
Información para medios de comunicación.

IMPORTANCIA DE LA MEDICIÓN DE ROBOS EN NEGOCIOS

Los robos realizados en los locales comerciales se clasifican como pérdida o merma, pero ¿qué tan importante es tener un control sobre esto?, ¿podríamos evitarlo de alguna manera a través del conteo de incidentes que hay?; la respuesta es SI, el llevar una base de datos de todos los sucesos que tengan que ver con robos, puede lograr una gestión de la información y saber donde atacar el problema.

Muchos negocios devalúan los incidentes de sustracción aceptando que es algo que va a pasar desde el día uno que una tienda abre, pero lo que es cierto, es que se puede evitar a través de toda una generación de datos donde se involucren horas, géneros, productos y días en los que suceden dichas sustracciones.

La importancia de contar con un servicio que se encargue de recaudar toda la data sobre robos y sus derivados, puede hacer la diferencia y con otras herramientas como la disuasiva y la legal; hacen que ese dolor de cabeza por pérdidas, se convierta en un instrumento de prevención.

Hoy en día, existen servicios especializados que poseen modelos de trabajo en donde integran la gestión legal, la comunicación disuasiva y la gestión de la información; teniendo numerosos éxitos a favor de los comercios y en contra del delito, además de trabajar bajo una política de Cero Tolerancia en todas sus acciones; transformando toda la información que genera un local en poderosos instrumentos para la protección y consumación de actos delictivos.

El incremento en los robos a una sola tienda o varias de la misma cadena, llega a ser por la falta de control en todos los incidentes donde se involucra mercancía, dinero, incluso documentación fiscal o empresarial para el tráfico de datos.

Si toda empresa contara con servicios externos para el control interno de sus negocios, la reducción en acontecimientos delictivos sería notoria, generando ambientes de control que a través de un seguimiento continuo de éste, llevaría a las pérdidas económicas cuantiosas que se sufre día a día en el comercio mexicano.

De acuerdo a cifras de ALTO México en empresas en las que se ha implementado un modelo de análisis de datos, en conjunto con marketing disuasivo y la gestión legal, los robos violentos han llegado a disminuir hasta en un 36%, el robo interno en un 39%, el robo por carteristas en un 19% y se ha presentado denuncia iniciando una carpeta de investigación en el 98% de los casos.

Por lo anterior, toda empresa que tenga acceso y sepa interpretar estos datos, tendrá información que le permitirá una ventaja competitiva frente a sus clientes y los cuales también serán de gran valor para la prevención de robos, al analizar modus operandi, top de productos más robados, horarios y zonas geográficas de mayor incidencia delictual ya sea por temporalidad, moda y /o tendencias.